¿Existe una edad ideal para comprar departamento?

Hace unos días leí un artículo acerca de las ventajas de obtener un crédito hipotecario y adquirir un departamento antes de los 30 años, siempre y cuando se cuente con un trabajo estable o un ingreso fijo.

El texto destacaba la mayor capacidad de endeudamiento de los jóvenes, al no tener responsabilidades como la de mantener una familia; o la oportunidad para desarrollar una madurez financiera y un mayor compromiso laboral, debido a que una buena parte de los ingresos se destina a construir un patrimonio.

Lo curioso fue que esta misma semana encontré otro artículo que daba razones para hacer justo lo contrario, es decir, evitar compromisos como el de un crédito hipotecario cuando apenas se iniciaba la trayectoria laboral y profesional.

Esta última nota argumentaba que al cargarse con responsabilidades como la de una hipoteca, los jóvenes se privaban de la oportunidad de experimentar y arriesgar en otros ámbitos. Podrían pasar años atados a un trabajo que no les gusta, no cumple con sus expectativas o no favorece su desarrollo profesional, tan sólo por la presión de cumplir con el pago de la hipoteca.

Otro riesgo de conceder créditos hipotecarios a los jóvenes, según el mencionado artículo, es que por lo general las únicas personas que acceden a ser sus avales son miembros de su propia familia; en la mayoría de los casos, es el padre o la madre. Esto es un potencial riesgo financiero para toda la familia, porque si en algún momento el joven deja de pagar, no sólo puede perder su propiedad, sino que compromete el patrimonio de toda la familia. Los padres podrían quedarse sin su propia casa y, dependiendo de las cláusulas del contrato, la deuda podría heredarse a los descendientes.

Estas posturas contradictorias fueron las que me llevaron a formular la pregunta que titula esta nota; ¿existe una edad ideal para comprar casa? Como sucede con todas las decisiones importantes de la vida, esta pregunta no debería responderse en términos de una edad cronológica, sino del grado de madurez de cada persona.

Los créditos hipotecarios para jóvenes que existen en el mercado se ofrecen a partir de los 20 años y algunos incluso desde los 18. Pero el hecho de ser “mayor de edad”, según las determinaciones legales, no implica que se tenga la capacidad para adquirir compromisos a largo plazo. Más aún, el contar con un trabajo estable (en la medida en que podamos hablar de “estabilidad” en estos tiempos) tampoco es garantía de ser apto para hacer frente a una hipoteca. Una persona que no sabe administrar sus finanzas tendrá problemas para cumplir con sus pagos, aun cuando perciba un ingreso constante y su salario esté por encima del promedio.

Por eso, más que hablar de una edad ideal para la compra de una casa o departamento, conviene pensar en las condiciones más adecuadas para asumir este compromiso. Porque también es cierto que mayor edad no siempre es sinónimo de mayor responsabilidad. Un experto en bienes raíces, que colabora con el desarrollo Departamentos Condesa, me comentó una vez que antes de asumir compromisos a largo plazo, como el de una hipoteca, conviene ponerse a prueba con responsabilidades menores y a corto plazo; el pago de un alquiler, una compra en mensualidades o el manejo de una tarjeta de crédito son buenos ejemplos.

Tres tipos de publicidad exterior y los beneficios de cada una

La publicidad podría ser una industria cambiante, pero sigue siendo importante como siempre para hacer el nombre de tu negocio conocido a los clientes potenciales.

Hay muchos tipos diferentes de publicidad exterior o al aire libre que tienen ventajas y desventajas únicas. Dependiendo de qué tipo de producto se vende y el mensaje que la empresa quiere obtener a través de determinar la mejor opción de publicidad exterior.

A continuación te presento tres los tipos más populares de publicidad al aire libre:

1) Carteleras

La publicidad de vallas publicitarias es una de las formas más antiguas de publicidad y sigue siendo fuerte hasta el día de hoy. Ubicadas en las principales autopistas, intersecciones y puntos de estrangulamiento en las principales ciudades, las vallas publicitarias ofrecen una publicidad sin precedentes de gran formato.

Las vallas publicitarias ofrecen una tremenda visibilidad del tráfico vehicular, ya que alcanzan tanto al conductor como a todos los pasajeros en su viaje de ida y vuelta al trabajo o al salir de compras los fines de semana.

Las carteleras ofrecen un lienzo creativo enorme que hará un impacto importante en el mercado.

2) Trenes o metros

La publicidad de carteles de la plataforma ferroviaria o del metro urbano representan una excelente manera de posicionar tu negocio frente al viajero suburbano afluente, todos los días.

Este formulario de medios proporciona cobertura de alta frecuencia de un público muy alto nivel, al mismo tiempo que ofrece la capacidad de orientar geográficamente colocando anuncios sólo en las estaciones específicas que apuntan a tu consumidor.

Las exhibiciones interiores del espacio ferroviario o del metro ponen tu anuncio delante de la gente específica que estás intentando alcanzar en un promedio de 50 minutos conmutan dos veces al día que proporciona para un mensaje más detallado.

3) Autobuses

La publicidad de tus productos y servicios en los autobuses puede proporcionar a tu negocio con una audiencia de compradores potenciales.

Los carteles de autobús ofrecen una cobertura y penetración superior ante los ojos de conductores y transeúntes, llegando a los viajeros, trabajadores y áreas donde los medios de comunicación al aire libre tradicionales son limitados o no están disponibles.

Estas pantallas representan carteles móviles que llaman la atención y dirigen las miradas hacia tu mensaje, llegando a los consumidores activos en el mercado.

Estas pantallas publicitarias son perfectas para llegar tanto al tráfico peatonal como vehicular.

En concreto, este tipo de publicidad no ha decaído y, por el contrario, con las nuevas tecnologías y una gran creatividad, se están posicionando mucho mejor que en sus versión de antaño.

Esto lo saben muy bien las empresas de publicidad exterior que brindan este tipo de servicios para aquellas empresas que deseen llegar a su público.